domingo, 24 de agosto de 2008

PLATA ANTROPOGÉNICA ?

Joan Abella i Creus.


INTRODUCCIÓN


En los últimos años he visto aparecer en el mercado especializado de minerales numerosos ejemplares etiquetados como Plata nativa, procedentes, de la mina de plata Imiter, Boumalne-Dadès, provincia de Quarzazate, , región de Souss-Massa-Draâ, de Marruecos. Se trata de Plata en hábito filamentoso, normalmente de intenso brillo metálico y muy abundante sobre matriz de Acantita. Conociendo los antiguos ensayos metalúrgicos para la obtención de Plata en hábito filamentoso a partir de la Acantita, la polémica de los supuestos ejemplares no naturales de Plata procedentes del distrito minero de Freiberg, Erzgebirge, Sajonia, en Alemania y las Acantitas masivas de la mina Imiter, el aspecto general de estas piezas ofertadas me puso en alerta.




Plata en hábito filamentoso procedente de la mina Imiter de Marruecos.



HISTORIA


La obtención de ejemplares de Plata nativa en hábito filamentoso a partir de Acantita es un proceso conocido desde hace siglos. La primera noticia que conozco del proceso nos la transmitió el Señor Johann Friedrich Von Henckel (Merseburg 1678 – Freiberg 1744), médico muy versado en mineralogía y química. El Sr. Henckel ejerció la medicina en la ciudad minera de Freiberg en Sajonia entre 1712 y 1730, en 1732 fue nombrado consejero de minas por el elector de Sajonia el rey Augusto II de Polonia, y en aquel mismo año instaló un importante laboratorio en Freiberg donde impartía un curso de química metalúrgica y en donde realizó innumerables ensayos, en 1737 fue nombrado asesor jefe de la oficina de minas, finalmente murió en la ciudad de Freiberg en el año 1744, es muy significativo para el trabajo que desarrolló este hombre de ciencia los más de 30 años en que vivió y trabajó en esta emblemática ciudad, corazón de la minería europea. Publicó diversos libros de los que destacan “Pyritologie”, publicado en Leipzig en el año 1725 y una obra póstuma “Henckelius in Mineralogia Redivivu”, publicada en Dresden en 1747, es precisamente en este libro donde Henckel describe la obtención de Plata de hábito filamentoso a partir de Acantita a través de sus ensayos y de su experiencia.


Años más tarde, el proceso volvió a ser descrito, esta vez, por el mineralogista francés Balthazar Georges Sage (París 1740 – París 1824), el que fuera fundador y director de la Escuela de Minas de París y del Museo de Mineralogía. Publicó diversas obras, entre ellas “Elémens de minéralogie, docimastique” editado en París en el año 1772, es en este libro y concretamente al tratar sobre “l’Argent vierge capillaire au en filets contournés”, donde describe el mismo proceso que Henckel había relatado 25 años antes. Pocos años después concretamente en 1784, apareció en el “Journal de Physique” un interesante artículo sobre los minerales de plata de las minas de Allemont en las montañas de Chalanches “Observations sur la montagne des Chalanches,..” en el que su autor cita detalladamente este proceso que el mismo experimentó a partir de la Acantita extraída de aquellas minas. Este autor fue el brillante ingeniero de minas Johann Gottfried Schreiber (Boberschau 1746 - Grenoble 1837), hijo de un minero trabajó en las minas de pequeño, en 1770 fue a estudiar a la Academia de Minas de Freiberg, a finales de 1772 obtuvo un puesto como geómetra y asesor en las minas de Johanngeorgenstadt y Schwarzenberg, y en 1776 pasa a las minas de Ilmenau. Francia solicitó a la corte de Sajonia el envío de un funcionario de minas bien instruido, siendo designado el Sr. Schreiber, quien en 1777 tomó la dirección de las mina de Plata de Allemont ubicadas en las montañas de Chalanches en donde destacó por su habilidad en la dirección de los procesos metalúrgicos. En 1784 recibió el título de Inspector honorario de Minas, en 1820 fue nombrado Caballero de la Legión de Honor y a su jubilación en 1824 se le concedió el título de Inspector General Emérito.





Plata en hábito filamentoso de origen antropogénico a partir de una Acantita de la Mina Balcoll de Falset.



El trabajo de estos mineralogistas en el caso que nos ocupa fue básico y fundamental, aunque quizás, este sencillo proceso metalúrgico es más conocido gracias al gran mineralogista Francés René Just Haüy (St. Just en Chaussée 1743 – París 1822). El Sr. Haüy es considerado el “padre” de la cristalografía. En 1783 es elegido miembro de la Academia de ciencias de París, nombrado profesor de física y mineralogía en la Escuela de Minas de París en 1795, posteriormente logró el puesto de profesor de mineralogía en el Museo de Historia Natural y en 1809 asumió la flamante cátedra de mineralogía en la universidad de la Sorbona de París que mantendría hasta su muerte. Publicó diversos libros, dos de ellos de capital importancia, “Essai d'une Théorie sur la Structure des Crystaux, Appliquée a plusieurs genres de substances crystallisées” publicado en París en el año 1784 en donde asentó las bases de la cristalografía moderna, y el “Traité de Minéralogie” publicado en París en el año 1801 y que adquirió gran importancia de inmediato siendo traducido a diversos idiomas. Es en este libro donde el Sr. Haüy al tratar el “Argent Sulfuré” (Acantita) describe nuevamente el proceso metalúrgico que permite la obtención de Plata en hábito filamentoso a partir de la Acantita, relatando sus experimentos personales y citando el trabajo del Sr. Schreiber. Dado que la obra del Sr. Haüy ha tenido un carácter universal y su libro ha sido de referencia fundamental en el campo de la mineralogía, la difusión del mismo ha permitido conocer ampliamente este proceso a partir de su obra más que de otros trabajos anteriores.
ENSAYOS


Antes de que aparecieran en el mercado los primeros ejemplares de Plata con hábito filamentoso de Imiter, tuve ocasión de examinar algunas piezas de Acantita masiva de esta mina, era una Acantita de intenso brillo metálico, contenía en asociación mecánica sulfuro de hierro bastante brillante y algunos ejemplares pesaban hasta dos kilogramos. Cuando observé la matriz de Acantita de los ejemplares de Plata de Imiter me fijé en algunos aspectos que despertaron mis sospechas, concretamente, unas aureolas blanco azuladas en la base, unos óxidos de hierro cerca de los filamentos de Plata y una falta de brillo muy acentuada en la Acantita.




Plata en hábito filamentoso de la Mina Imiter de Marruecos, nótese el óxido férrico sobre la Acantita.



Por fortuna mía, disponía de diversos ejemplares de Acantita masiva que había recuperado de la mina Balcoll de Falset y cuyas características eran muy similares a las observadas en los ejemplares de la mina Imiter, a excepción del tamaño, desgraciadamente para mí!.


Con ellos realicé diversos ensayos, con el soplete de gas butano y de acetileno, a la llama reductora a la llama oxidante, controlando los flujos, sin crisol con crisol de porcelana y de grafito, con aditivos y sin aditivos, obteniendo con ello pequeños pero magníficos ejemplares de Plata en hábito filamentoso sobre matriz de Acantita. Analicé en cada paso la disminución del peso específico de la Acantita, observé cada reacción de la misma, su conductividad, y detalladamente el crecimiento de la Plata y comparé el resultado final con los ejemplares naturales de Plata nativa de hábito filamentoso de la mina Balcoll de Falset, la conclusión es la siguiente; si el proceso es realizado sin muchas precauciones se ponen de manifiesto diversas características que permiten su diferenciación de los ejemplares naturales. Por el contrario si el proceso se realiza con sumo cuidado el resultado son unos ejemplares difíciles de distinguir de los naturales, sin unos conocimientos previos.



RESULTADOS


Los aspectos diferenciales que yo he observado en las muestras de Plata en hábito filamentoso obtenidas a partir de la Acantita de la mina Balcoll de las muestras naturales de esta mina, coinciden con las particulares características advertidas en algunos ejemplares de Plata en hábito filamentoso sobre Acantita etiquetados como procedentes de la mina Imiter de Marruecos. Por ello su reconocimiento puede ayudarnos a ser prudentes a la hora de decidir la adquisición de una de estas piezas, tanto por parte de comerciantes como de coleccionistas. Estos aspectos diferenciales son los siguientes;


Deslustre de la Acantita: que puede ser total si el tratamiento ha sido poco cuidado, en este caso podemos observar incluso protuberancias cóncavas y/o aspecto escoriáceo en la Acantita, a parcial, limitado a la parte que ha estado en contacto con el crisol, si han realizado el proceso con cuidado. No es extraño observar la aparición de un tornasolado en la superficie de la Acantita, destacando los visos azulados.





Plata en hábito filamentoso de origen antropogénico a partir de una Acantita de la Mina Balcoll de Falset, osérvese el tornasolado entre los filamentos



Detalle del tornasolado formado sobre Acantita procedente de la Mina Balcoll de Falset, destacando los visos azulados.



Aparición de una aureola: cuando el tratamiento ha sido realizado toscamente puede aparecer una aureola amarilla en el punto de mas calor, que vira a blanco en el centro y de color gris azulado en la parte más externa, si ha sido llevado a cabo correctamente solo se observa a veces una aureola blanco azulada. Esta característica, que de por sí serviría como indicación y debe ser tenida en cuenta a la hora de examinar estos ejemplares, puede no ser definitiva, dado que puede ser hábilmente eliminada.


Las siguientes características deben tenerse muy en cuenta a la hora de elegir un ejemplar procedente de esta mina y considerarlos para piezas procedentes de otros yacimientos.


He observado en los filamentos obtenidos a partir de la Acantita “roturas de crecimiento” muy evidentes, producidos seguramente por oscilaciones en la temperatura durante el proceso de crecimiento, y que se manifiestan en los puntos de unión como finas líneas de separación, en estos puntos el filamento de Plata se puede dividir con cierta facilidad, estas marcas tan acentuadas no las he advertido en ejemplares naturales, en algún ejemplar observado estas roturas se repiten a lo largo del filamento, como un crecimiento discontinuo, dependiendo del tamaño del filamento el reconocimiento de esta propiedad puede requerir un poco de entrenamiento y puede ser necesario su observación a través de una lupa. En algunos casos los filamentos obtenidos contienen fragmentos irregulares de Acantita, algunos de gran tamaño, desprendidos durante el rápido proceso de crecimiento.





Plata en hábito filamentoso de origen antropogénico a partir de una Acantita de la Mina Balcoll de Falset, en la base del filamento se puede ver claramente una "rotura de crecimiento".



Como he mencionado anteriormente tanto los ejemplares de Acantita de la mina Imiter como los de la mina Balcoll contienen sulfuros de hierro en mezcla mecánica, esta particularidad es la causante de la aparición de unas pequeñas cortezas y masas rojizas, entre los filamentos de Plata obtenidos y también en otras partes de la Acantita, ello es debido al proceso de tostación que sufre el sulfuro de hierro al ser expuesto a la llama del soplete o a una alta temperatura y que da como resultado dióxido de azufre y óxido férrico, es decir se forma Hematites entre estos filamentos y sobre la Acantita. Esta pseudo paragénesis no la he verificado en los ejemplares naturales, los cuales sí que pueden estar asociados a Goethita. La paragénesis de Plata nativa y Hematites se ha descrito en algunos meteoritos. Un intento de eliminar este óxido provocaría la aparición de una pátina amarillenta en la Plata, semejante a un dorado, o su ennegrecimiento. Esta asociación y las acentuadas “roturas de crecimiento” junto a las particularidades descritas anteriormente pueden ponernos en alerta sobre la posibilidad que el ejemplar que tenemos en la mano sea una Plata de origen antropogénico obtenida a partir de Acantita.





Plata en hábito filamentoso de la Mina Imiter de Marruecos, nótese el óxido férrico sobre la Acantita y entre los filamentos.




CONCLUSIONES


Los resultado obtenidos de los ensayos realizados nos aportan ciertas pruebas que nos serán útiles en un reconocimiento visual de la muestra al permitirnos efectuar un sencillo análisis empírico, aunque ello solo nos permita poner en duda el origen natural del ejemplar examinado. Si deseáramos confirmar o desmentir científicamente la naturaleza antropogénica de una Plata de hábito filamentoso, sería necesario disponer de un filamento de Plata natural del yacimiento y un filamento de la Plata dudosa y con ellos realizar un exhaustivo análisis químico con técnicas espectroscópicas, así como un análisis isotópico, que nos permitirían comparar los resultados, y establecer sus diferencias, todo un reto que no está al alcance de todos.



Plata en hábito filamentoso de la Mina Imiter de Marruecos, nótese el óxido férrico sobre la Acantita.




Estas observaciones son tan solo el resultado de los ensayos que yo realicé al surgirme una duda razonable sobre el origen natural de ciertas piezas de Plata, con ello no pretendo decir que todos los ejemplares de Plata nativa en hábito filamentoso procedentes de la mina Imiter de Marruecos tengan un origen antropogénico, pero sí que creo que algunos de los que se han ofrecido son el resultado de una manipulación intencionada y de confirmarse esta sospecha sería muy deseable poner en evidencia a los responsables a fin de evitar estas prácticas abusivas que tanto mal causan a los comerciantes y a todo el colectivo de personas interesadas en la mineralogía y en los minerales.


Por si acaso prudencia ante ejemplares de Plata de hábito filamentoso sobre acantita.

Summary in English of Joan's article. Translation from Spanish: Peter Seroka

Summary of Joan's article, originally written in Spanish language.

Over the last years I have seen numerous specimen, labeled " Native Silver" from the Imiter silver mine, Boumalne-Dadès, Ouarzazate province, Sous-Massa-Draa region, Morocco. This is wiry silver, which usually has an intense metallic lustre and occurs on a matrix of Acantite. Knowing the old metallurgical efforts to obtain silver wires from Acantite the polemics of the supposed unnatural silver specimen from Freiberg (Saxonia, Germany) and the massive Acantites from the Imiter mine were ringing my alarm-bell.

Brief history

The making of wiry silver from Acantite is a process known since centuries. To my knowledge, the first notice stems from the German mineralogist von Henckel (1678-1744), who, in the year 1732, established a large laboratory in Freiberg where he conducted innummerable metallurgical experiments. A few years after Henckell's death, the postum work “Henckelius in Mineralogia Redivivu”, was published in Dresden and, it's precisely in this book, where the experiments to obtain wiry silver from acantite has been described.

Years later, the same process had been described by the French mineralogist Balthazar Georges Sage (1740-1824), the one, who was the founder of the Paris School of Mines and the Public Mineralogical Museum. In his book “Elémens de minéralogie, docimastique” edited in the year 1772 in Paris, Sage explains exactly the same process (l’Argent vierge capillaire au en filets contournés) as it had been described by Henckel, 25 years earlier.

In 1784 the mining engineer Schreiber wrote an article in the "Journal de Physique" about silver minerals from the Allemont mines in the Chalanches Mts., and about the process to obtain silver from Acantite.

All the works by those mineralogists has been more or less fundamental. However, the relatively easy metallurgical process has become more popular through the famous French mineralogist René Haüy, the father of crystallography. In one of his major works, "Traité de Mineralogie", edited 1801 in Paris, Haüy describes the process, how to obtain wiry silver from Acantite, based on his own experiments and citing the above mentioned mining engineer Schreiber.

Experiments / Trials

Before the first wiry silver specimen from Imiter appeared on the market, I had the opportunity to examine some pieces of massive Acantite from this mine. The Acantite had an intense metallic lustre and was associated by brilliant iron sulfide; some pieces had a weight up to 2 kg. When I examined the matrix of the Imiter silver, which was Akantite, there had been some aspects, which made me become suspicious; precisely some white-bluish spots at the base, some iron oxides near the silver wires and a distinct and very accented lack of lustre on the Acantite.

Fortunately I disposed of diverse massive Acantite pieces, which I had collected at the (Spanish) Balcoll de Falset silver mine and whose characteristics have been very similar to those observed at those specimen from the Imiter mine. With those specimen I have made different experiments, applying various techniques, as : using (welding) torches of butane and acetilene, reducing and oxididizing flame, flow control , with and without porcelain and graphite crucibles, with and without additives. With those techniques I obtained small but magnificent wiry silver specimen on a matrix of Acantite. As I analyzed the loss of specific weight of the Acantite during each step, observed each reaction of the Acantite, its conductivity and specifically the growth of the silver and compared the final result with the natural wiry silver specimen from the Balcoll de Falset mine, I came to the following conclusion: If the experiment is done without a lot of precaution, there will be different characteristics which permit the differentiation from natural specimen. Opposite, if the whole process is done with utmost precaution, one will obtain specimen which are not easily distinguishable from natural ones

Results

The different aspects which I observed on the wiry silver specimen, which I had made from Acantite from the Balcoll mine coincide with the particual characteristics of some of the wiry silver specimen on Acantite which are said to come from the Imiter mine in Morocco. Due to this, the recognition may help us to be cautious, when it comes to the decision to buy one or the other of the Imiter specimen.

The main differences are: Lack or loss of lustre of the Acantite may be the result of bad or unexperienced treatment. In this case we can observe concave protuberances and/or traces of scoria on the Acantite; limited to the the area, which has been in contact with the crucible (if it's done with caution). It is by no means strange to observe a play of colors (iridescence) on the surface of the Acantite, with a dominance of the bluish colors . .Appearance of an aureole: When the treatment has been rough, there can be a yellow aureole at the point of strongest heat, which is white at the center and is greyish-blue at the borders; if the treatment has been well terminated, one may only observe a bluish-white aureole.

Other characteristics: I have observed silver wires, obtained from Acantite, which have undergone a break during their growth, which certainly stems from oscillations of the temperature during the growth process. There are fine separation lines at the connecting points. At those points the silver wires can be easily divided. Naturally grown wire silver does not have these interruption marks .

In some cases unnatural silver wires contain irregular fragments of Acantite, some quite large ones, which had been loosened during the rapid process of growth.

As I had mentioned earlier, both the Acantite specimen from Imiter and from Balcoll are mechanically mixed with iron sulfides. This is the reason for small crusts and reddish masses between the man made silver wires and on other parts of the Acantite and is due to the toasting of the iron sulfides, which are exposed to the torch or a high temperature and which results in iron oxide and sulfur dioxide; e.g. the formation of Hematite between the wires and on the Acantite.

I have not observed this pseudo-paragenesis on natural specimen, which, however, can be associated with Goethite. The paragenesis of silver and hematite has been described from some meteorites. The intent to eliminate this oxide leads to the appearance of a yellowish patina on the silver, similar to a golden patina. This association and the conspicuous breakages during the growth together with the particularities mentioned above could ring an alarm-bell, telling us, that the specimen which we hold in our hand, is an anthropogenic silver, obtained from Acantite.

Conclusions

The above mentioned results of the experiments are only useful to allow a simple empiric visual analysis; however, those results may be a help in doubting the origin of a specimen. If we want to confirm, that a specimen is of anthropogenic nature, we have to do an exhaustive chemical analysis, use spectroscopic techniques and isotope analysis. The doubts, which I have, refer to a certain silver specimen; it goes without saying that I do not pretend to say that all wiry silver specimen from Imiter are man made. However, I believe, that some of the specimen offered on the market are the result of manipulation. (Translation from Spanish: Peter Seroka)


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Joan,
Gracias por enviarme este magnífico escrito. Para mí también es muy claro. Yo experimenté lo mismo, no con Acantita natural, sino sencillamente calcinando con un bunsen sulfuro de plata precipitado químicamente a partir de soluciones de sal de plata. El precipitado resultante tiene consistencia de pasta, siendo muy fácil, con una espátula, de introducir a las rendijas de las rocas. La calcinación hace salir los hilos de plata de dentro de la roca y así es todavía más difícil de descubrir el engaño. Así es que atención no sólo a la plata filamentosa sobre Acantita si no a toda plata filamentosa. Una característica típica de la mayoría de platas filamentosas de origen auténticamente natural es que están asociadas a calcita (Kongsberg, Kazakhstan). Si no están asociadas a calcita, mucho cuidado.
Joan Viñals i Olià.

Hola Joan,
Gràcies per enviar-me aquest magnífic escrit. Per a mi també és molt clar. Jo vaig experimentar el mateix, no amb acantita natural, si no senzillament calcinant amb un bunsen sulfur de plata precipitat químicament a partir de solucions de sal de plata. El precipitat resultant té consistència de pasta, essent molt fàcil , amb una espàtula, d'introduir a les escletxes de les roques. La calcinació fa sortir els fils de plata de dins de la roca i així és encara més difícil de descobrir l'engany. Així és que atenció no només a la plata filamentosa sobre acantita si no a tota plata filamentosa. Una característica típica de la majoria de plates filamentoses d'origen autènticament natural és que estan associades a calcita (Kongsberg, Kazakhstan). Si no estan associades a calcita, molta cura.
Joan Viñals i Olià

Ricardo Pimentel dijo...

Olá :)

Muito interessante!
Continuação de bons artigos sobre mineralogia.

Saudações

Ricardo Pimentel

Miss Betty dijo...

Muy interesante y bello. Puedo enlazar tu blog a www.lasaladeprofes.com
Te invito a visitar www.exploradores.org.pe

Randell dijo...

This is gorgeous!