lunes, 26 de octubre de 2015

Jamborita en la Mina Eugenia de Bellmunt del Priorat, Tarragona.

Joan Abella i Creus.

En la década de los años veinte del pasado siglo, el Sr. Joaquím Folch i Girona (1892-1983) ingeniero, socio de Minas del Priorato, SA , y fundador de la empresa de fabricación de pinturas Industrias Titán SA, quien reunió unas de las mejores colecciones privadas de minerales del mundo, hizo analizar químicamente una parte de la muestra número 826 de su colección, por el resultado obtenido la clasificó como Morenosita, se trata de un mineral de color verde , producto de la alteración de la Millerita y procedente de la Mina Eugenia de Bellmunt del Priorat en Tarragona. Debido a su gran prestigio e influencia entre los aficionados y los profesionales de la mineralogía en la época, se clasificó como Morenosita todo mineral de color verde asociado a la Millerita procedente de este yacimiento, sin cuestionarse su naturaleza. En 1985 empecé a tener serias dudas sobre la verdadera naturaleza de las especies de alteración asociadas a la Millerita que aparecen en la Mina Eugenia, fundamentalmente por sus propiedades físicas y muy especialmente porque ninguno de los ejemplares estudiados era soluble al agua, una característica distintiva de la Morenosita, me sorprendía que el Sr. Folch no se hubiera percatado de tan elemental evidencia, pero no fue hasta principios del año 2000 cuando tuve la oportunidad de esclarecer mis dudas, al poder examinar el ejemplar en cuestión y observar que sobre la presunta Morenosita se extiende una capa micrométrica de Yeso casi imperceptible y también Calcita mucho mas visible, el yeso era el responsable de que el resultado del análisis obtenido fuera el de un sulfato de níquel y el calcio atribuido al carbonato, a la vez que este Yeso impedía comprobar la solubilidad del mineral de níquel en cuestión. Fue a partir de este momento que me planteé averiguar la verdadera naturaleza de este mineral.

Cuando empecé a realizar su estudio me percaté que se trataba de diversas especies, aunque me centré en aquella que sustituye los cristales de Millerita, llegué a la conclusión que podría tratarse de Jamborita, pero para estar seguro encargué diversos análisis tanto en centros nacionales como internacionales, pero ningún resultado concluyente, tres factores impedían su correcta caracterización, la escasez de muestra para poder realizar correctamente las difracciones de rayos X en los equipos de la época, la baja cristalinidad del compuesto y la omnipresencia de yeso en forma de microrecubrimiento, este mineral además falseaba el resultado dando Retgersita, no ha sido hasta fecha muy reciente y en parte debido a la posibilidad de realizar microensayos con mayor fiabilidad, que ha quedado aclarada la verdadera naturaleza de esta especie mineral, se trata de Jamborita, y coincide en el 99,5% con la fórmula actualmente admitida, también he podido identificar una Jamborita rica en cobalto, por lo que no descarto que en un futuro podamos identificar una nueva especie en este yacimiento.


Jamborita sustituyendo parcialmente cristales de Millerita de la Mina Eugenia de Bellmunt del Priorat en Tarragona, tamaño del ejemplar 27x21mm., colección y fotografía de Joan Abella i Creus.


El doctor Stuart J. Mills, en el artículo “Nomenclature of the hydrotalcite supergroup: natural layered double hydroxides” publicado en el Mineralogical Magazine, nº 76 de 2012, considera que la química de la Jamborita no está suficientemente bien definida como para asociar el nombre con una formula única, lo que podría conducir a desacreditar la especie actual y proponerse otras especies en su lugar. Aunque por el momento debemos clasificar los ejemplares de la Mina Eugenia como Jamborita a todos los efectos.

La Jamborita en el jacimiento de Mina Eugenia está siempre asociada a la Millerita, la primera constancia de su hallazgo se remonta a 1893-1894, fue en el primer nivel, se cortó un filón lenticular de Millerita de unos 6 metros de altura por unos 3 metros de longitud y unos 10 centímetros de espesor, la Millerita se encontraba en parte incluida en la Baritina, abundaba la Polydymita, pero la Jamborita en este hallazgo era escasa, y dada la poca alteración verde y la falta de antecedentes, la Millerita fue clasificada como Pirita Capilar, algunas piezas de Millerita eran excepcionales como la que fue regalada al entonces Jefe del Distrito Minero de Lérida, el insigne geólogo e ingeniero de minas Lluís Marià Vidal i Carreras (1842-1922), quien en 1914 la donó al Museo de geología de Barcelona, una pieza de Millerita cuyos cristales alcanzaban los 15 centímetros, lamentablemente en el transcurso de la guerra civil española se deterioró, pero aún hoy en día muestra cristales de 7 centímetros, y sigue siendo una de las mejores piezas de Millerita a nivel mundial. La mayor parte del hallazgo se tiró a las escombreras de la mina, incluso algunos ejemplares acabaron en las paredes del edificio de la fundición, construido en el año 1904, y solo unas pocas piezas quedaron depositadas en las dependencias de la Mina Eugenia sin el debido cuidado tanto por su fragilidad como por su naturaleza, lo que propició su alteración y en el año 1906, un año después de que este material se trasladara a la flamante casa de las minas, edificada en estilo modernista al lado de las antiguas instalaciones, el joven Joaquím Folch i Girona se percató de las piezas y las clasificara como Millerita. 

El segundo hallazgo se debe al Sr. Joaquím Folch i Girona, cuando en 1910, recorriendo el segundo nivel de la mina Eugenia, pudo observar en las paredes de la galería abundantes manchas verdes consecuencia de la alteración de minerales de níquel, al ser su padre copropietario de la mina, pudo realizar algunos trabajos mineros que le permitieron extraer un centenar de quilos de ejemplares de Millerita, algunos alcanzaban los 5 centímetros y se pueden contemplar hoy en día en su excepcional colección, así como en colecciones de museos y particulares en todo el mundo gracias a los intercambios que él mismo realizó. Este hallazgo fue el que nos ha permitido disponer de los mejores ejemplares de Jamborita, la Millerita no aparece con Baritina sino con carbonatos, especialmente Calcita, y no es extraño ver cristales parcial o totalmente substituidos por Jamborita. El último hallazgo de minerales de níquel documentado se realizó a mayor profundidad en los niveles tres y cuatro, abundaba la Siegenita, pero la Millerita era muy escasa apareciendo intercrecida con Calcopirita y con escasos ejemplares de Jamborita.



Jamborita sustituyendo parcialmente un cristal de Millerita de la Mina Eugenia de Bellmunt del Priorat en Tarragona, tamaño del cristal 2mm., colección y fotografía de Joan Abella i Creus.


La Jamborita suele presentarse como un producto resultante de la sustitución seudomorfa de la Millerita, en algunos casos una parte del fluido mineralizado migró más allá de los cristales de Millerita, aunque su desplazamiento es de pocos milímetros, fue suficiente para precipitar en forma de costra y/o película micrométrica, permitiendo cubrir algunos cristales de Siegenita, pero no debemos confundirnos, la Siegenita no fue afectada por ningún proceso de sustitución. En cristales de Millerita de poco diámetro la seudomorfización fue total, y podemos observar cristales en diversas fases del proceso hasta la substitución total, en algunos la Millerita ha quedado como relicto en el interior, mientras que en otros la Jamborita sólo aparece como fina substitución superficial micrométrica. Normalmente este proceso ha conservado la textura del mineral primitivo, como las características estriaciones verticales en sentido al eje c de la Millerita, aunque en algunos casos no ha sido así. Algunos cristales de Millerita solo han sido totalmente seudomorfizados en un extremo del cristal que no presentaba terminación, y algunos cristales de Millerita, que por movimientos microtectónicos se fracturaron en sentido perpendicular al eje C, ambos puntos de rotura fueron también totalmente seudormofizados, lo que induce a pensar que las superficies más irregulares facilitan este proceso mientras que en las superficies con mayor orden es mucho más lento.

El color de la Jamborita es verde aunque en diversos matices, predomina el color verde mayo intenso, según RAL 6017, que se da en los ejemplares de Jamborita cuya composición química corresponde exactamente a la actual admitida, también algunos ejemplares tienen una tonalidad más pálida, estos se corresponden con la Jamborita mas rica en cobalto, y finalmente en algunos ejemplares su color vira al amarillo o marrón, estos están en contacto con Calcopirita y posiblemente deban su color al hierro lixiviado de este sulfuro, aunque no se puede descartar la posibilidad, de momento no comprobada, que pudiera descubrirse Reevesita en alguno de ellos. La Jamborita suele ser opaca y translúcida en sección delgada, su brillo es vítreo de tipo céreo o córneo, y presenta plasticidad, es sectil, pienso que estas dos últimas propiedades nos pueden ser de mucha ayuda a la hora de clasificar los ejemplares de este yacimiento.



Jamborita sustituyendo parcialmente  Millerita de la Mina Eugenia de Bellmunt del Priorat en Tarragona,  fotografía SEM.

  
La Jamborita en este yacimiento se ha formado en una última etapa hidrotermal de baja temperatura, el azufre fue reemplazado por grupos hidroxilo, aunque la baja cristalinidad puesta de manifiesto en las diversas difracciones realizadas y que las sustituciones no han sido totales en la mayoría de ejemplares, sugiere que las condiciones óptimas de formación de la Jamborita se dieron en un periodo corto. No se observa Jamborita sustituyendo Polydymita. Hay cristales de Millerita sustituidos por Jamborita sobre de la cual podemos observar cristales calcita, combinación de prisma y romboedro “cabeza de Clavo”, también cristales de Yeso, cristales de hábito capilar de Aragonito y cristales de hábito romboédrico de Ankerita, también es de destacar algunos cristales de Millerita que al formarse la Siegenita quedaron atrapados en su interior sustituidos parcial o totalmente por Jamborita que confieren al conjunto un singular interés, debo significar que la parte de Millerita del interior de la Siegenita no está afectada por la sustitución seudomorfa. Aparte de los minerales indicados la Jamborita la encontramos asociada a la Siegenita, Galena, Dolomita, Anglesita y Caolinita. Pienso que muchos de los ejemplares procedentes de este yacimiento existentes en las colecciones de nuestro país deberán ser revisados y actualizados.

domingo, 25 de noviembre de 2012

RANCIÉITA, BUSTAMITA, CUMMINGTONITA Y NEOTOCITA, NUEVOS HALLAZGOS EN LA MINA LA SERRANA, EL MOLAR, TARRAGONA, ESPAÑA.


Joan Abella i Creus


Introducción

La caracterización de las especies minerales que pueden hallarse en la mina La Serrana, también demarcada como Mercedes y Priorato, pero conocida más popularmente como mina del Manganeso, en el término municipal de El Molar, en la provincia de Tarragona, no es fácil. El yacimiento presenta una mineralogía compleja, con series polimorfas, minerales primarios complejos, especies de baja cristalinidad,  o soluciones sólidas, entre otros, resultado de la amplia variedad de procesos implicados en su  génesis.   

Durante un trabajo destinado a sistematizar el reconocimiento de los minerales que  pueden hallarse en este yacimiento,   me percaté que algunas especies de aspecto parecido, presentaban propiedades distintas y que podrían ser en realidad especies diferentes, el posterior estudio de sus propiedades y los diversos análisis llevados a cabo, permitieron identificar las cuatro especies minerales que les presento a continuación.


Mina La Serrana. Foto Joan Abella i Creus.

 

BUSTAMITA, Ca3(Mn,Ca)3(Si3O9)2

 

Este mineral se presenta en densos agregados de cristales anédricos, y con menor frecuencia subédricos, de aspecto fibroso y en disposición divergente. No se han encontrado cristales individuales. Los haces de cristales pueden medir unos 9mm de largo. El hábito fibroso nos permite, en un primer reconocimiento, diferenciarla de la Rodonita y la Piroxmangita.

El color es peculiar para la especie, y va del gris verdoso al beige claro, esta particularidad puede estar directamente relacionada con su contenido en manganeso. Sabemos (Deer y otros, 1997: Rock-Formig Minerals. Vol. 2A) que las Bustamitas cuyos porcentajes en óxido de manganeso varían entre 25,20 y 38,09 son de  color rosado, rojizo o marrón,  mientras que en las de colores más pálidos este porcentaje disminuye a la mitad, y que en la Bustamita hallada en esta mina es del 13,08%,  lo que viene a corroborar esta suposición.


Bustamita, tamaño del ejemplar 28x22mm. Foto y colección Joan Abella i Creus.


Es fácilmente observable las abundantes microfracturas que presentan los minerales de este yacimiento, tanto en sentido paralelo como oblicuo a la estratificación natural, debido a fenómenos tectónicos de baja intensidad, y responsables en buena parte de  facilitar  la circulación de los fluidos meteorizantes, que han causado la oxidación de muchas especies minerales, entre ellas  la Bustamita, por este motivo la presencia de Bustamita en los colores indicados es muy rara en la mina La Serrana, siendo relativamente más habitual encontrarla en diferentes estadios de oxidación y de color  marrón oscuro a negro.

El brillo es vítreo de tipo sedoso a perlado, lo que nos permitirá de entrada diferenciarlo de la Tefroita y la Spessartina. No presenta fluorescencia al ser expuesta a las radiaciones ultravioletas tanto de onda corta como de onda larga.


 Bustamita, tamaño del haz 1,5 x 1,5mm. Foto y colección de Joan Abella i Creus.


Debemos tener muy en cuenta que la Bustamita es un mineral fotosensible, como muchos minerales que contienen manganeso, y por lo tanto la exposición al sol de esta especie provocará su oscurecimiento. Esta alteración meteórica por exposición a una fuente de radiación, concretamente a las radiaciones ultravioletas de los rayos solares, provoca la foto-oxidación del manganeso reducido de estado bivalente al manganeso oxidado de estado trivalente, que implica una coloración más oscura.

La paragénesis de la Bustamita es muy simple, limitándose a la Rodonita y al Cuarzo, este último de textura sacaroidea de granularidad criptocristalina. 

Su naturaleza ha sido confirmada mediante  microanálisis semicuantitativo  por EDS asociado al SEM y también por XRD.


CUMMINGTONITA, (Mg,Fe2+)2(Mg,Fe2+)5Si8O22(OH)2

Comparado con otros silicatos que aparecen en la mina La Serrana, la Cummingtonita es muy poco abundante aunque no por ello debemos considerar que sea un mineral infrecuente, dado que se halla muy diseminada. Se encuentra cristalizada, en cristales subédricos de hábito prismático largo, y también aciculares, de aspecto fibroso, formando agregados en haces de disposición radial que no suelen superar los 3mm. También de aspecto asbestiforme, cuando los cristales presentan hábito subcapilar. Suele hallarse en pequeños filones de un grosor no superior a los 2mm y de pocos centímetros de largo en la Rodonita-Piroxmangita, a veces dispuestos en bandas paralelas a la estratificación natural del yacimiento y otras casi perpendicular, con buzamiento de 80º. No se observan cristales individuales  pero sí algunos agregados subparalelos compuestos de pocos individuos.


 Cummingtonita, tamaño del ejemplar 43x33mm. Foto i colección Joan Abella i Creus.


Debido a que la Cummingtonita es un mineral alocromático podemos hallar cristales incoloros y transparentes. Aunque diversos factores le confieren sutiles coloraciones pálidas, de gris verdoso debido probablemente a inclusiones de clorita, beige por cristalizar sobre Friedelita, y también blanco, propio de los agregados asbestiformes. 


 Cummingtonita, tamaño del ejemplar 43x33mm. Foto i colección Joan Abella i Creus.


De brillo vítreo, aunque de tipo sedoso en los agregados de hábito asbestiforme. Presenta exfoliación perfecta según (110), lo cual nos permite ver que la sección longitudinal del cristal es rectangular apuntada. No presenta fluorescencia al ser expuesta a las radiaciones ultravioletas tanto de onda corta como de onda larga.

Por su aspecto ha sido sin duda confundido con la Johannsenita, aunque se trate de un piroxeno, efectivamente, pueden confundirse, ante un primer reconocimiento, yo propondría una sencilla prueba para salir de dudas. Si pulverizamos una muestra y la ponemos en ácido clorhídrico caliente (nunca llevarlo a ebullición) la Johannsenita se disolverá y la Cummingtonita no.

Forma paragénesis con la Rodonita-Piroxmangita y Spessartina, y también asociada a la Neotocita, Friedelita, Niquelina y Molibdenita. Del estudio de las asociaciones precedentes se podría aventurar que la secuencia de cristalización fue la siguiente; Niquelina y Molibdenita, Spessartina y Rodonita-Piroxmangita, Cummingtonita, Friedelita y Neotocita.

Su naturaleza ha sido confirmada mediante  XRD.

NEOTOCITA, (Mn2+,Fe2+)SiO3·H2O

 

La Neotocita se ha formado por un proceso supergénico, siendo el producto de alteración de los silicatos de manganeso. La encontramos masiva y compacta, ocupando los espacios intergranulares de la Rodonita. Dada la limitación física  a causa de la elevada compactación de la Rodonita, los granos de Neotocita raramente superan los 0,5mm., estos al crecer en contacto con caras bien desarrolladas de cristales subédricos de Rodonita muestran superficies muy finas, que al ser  separadas pueden parecernos caras propias, pero no debemos confundirnos, la Neotocita, aunque tiene cierto grado de cristalinidad es un mineral fundamentalmente amorfo y nunca aparece en cristales. También puede ocupar espacios en las fisuras, en este caso las masas pueden alcanzar los 10mm. y contener cristales de Cummingtonita preexistentes. No es una especie demasiado frecuente en el yacimiento y suele encontrarse  muy diseminada.



 Neotocita, tamaño del ejemplar 29x27mm. Foto i colección Joan Abella i Creus.


En granos de pequeño tamaño o en secciones delgadas suele ser de color amarillo ámbar y transparente, aunque es más habitual encontrarla de color rojo oscuro a marrón y translúcida. Al igual que la Bustamita es un mineral fotosensible, operando el mismo proceso de meteorización descrito al tratar esta especie, el cual es el responsable del oscurecimiento superficial de este silicato,  que puede llegar a ser negra y opaca. 

El brillo es subadamantino de tipo resinoso y su fractura marcadamente concoidal, estas dos propiedades nos pueden ayudar a diferenciarla de la Friedelita y de un Ópalo de color marrón rojizo de aspecto muy similar.


 Neotocita, tamaño del grano 0,4mm. Foto y colección Joan Abella i Creus.


La Neotocita está asociada a la Rodonita-Piroxmangita, pero no se encuentra en ejemplares que tengan textura granular criptocristalina al ser muy compacta y  poco permeable, textura que con mayor frecuencia presenta la Piroxmangita, mientras que la Rodonita suele tener una textura granular entre microcristalina y macrocristalina, un medio más permeable que tiende a facilitar el paso del agente mineralizante. También asociada a la Cummingtonita y a los óxidos de manganeso que rellenan las fisuras y microfisuras de los minerales preexistentes. No se observan fenómenos de meteorización, excepto por foto-oxidación.

Su naturaleza ha sido confirmada mediante  microanálisis semicuantitativo  por EDS asociado al SEM y también por XRD.

RANCIÉITA, (Ca,Mn2+)Mn4+4O9·3H2O

 

La Ranciéita se formó por un proceso supergénico, donde la Rodonita y quizás otros silicatos de manganeso, en contacto con los agentes atmosféricos se desestabilizaron y se oxidaron para equilibrase con el medio, el resultado fue una meteorización de parcial a completa, con zonación característica, un núcleo inalterado de Rodonita, rodeado de Rodonita en avanzado estado de oxidación y finalmente la Ranciéita, la cual conserva la forma relicta de la Rodonita, se observa la exfoliación perfecta  de este silicato, según (110) y (1ī 0) que se cortan bajo ángulo de 92,28º, y que le confiere un hábito pseudolaminar. Se trata por lo tanto de una sustitución pseudomórfica por oxidación. 

El color es gris de acero y brillo metálico intenso, que en contacto con el aire adquiere una tonalidad azulada, y disminuye la intensidad de su brillo, también presenta iridiscencias con predomino del color azul.


 Ranciéita, tamaño del ejemplar 60x23mm. Foto y colección Joan Abella i Creus.

La Ranciéita quizás no sea un mineral raro en el yacimiento, muy probablemente la dificultad para su correcta caracterización, en especial por presentar una baja cristalinidad, haya sido el motivo para  clasificarla erróneamente como un óxido amorfo de manganeso, como Todorokita o sencillamente como Pirolusita. Precisamente para diferenciarla de estas dos últimas especies citadas, y como paso previo a un reconocimiento más detallado, creo que nos puede resultar muy útil averiguar el color de su raya, la Ranciéita mostrará un color marrón rojizo mientras que será gris oscuro a negro el de los otros dos óxidos de manganeso.

Este óxido hidratado forma paragénesis con la Rodonita y el Cuarzo. Si está en contacto directo con agentes meteorizantes, sufre una oxidación meteórica en superficie que provoca la aparición de un óxido de manganeso de color marrón oscuro y de aspecto terroso, probablemente Pirolusita.

Su naturaleza ha sido confirmada mediante  XRD, y análisis elemental por fluorescencia de rayos X.

Agradecimientos

Deseo expresar mi más sincero agradecimiento al Dr. Joan Viñals de la Universidad de Barcelona, y a los Señores Josep Elvira, Dr. Felicià Plana y Dr. Ignasi Queralt del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en Barcelona, por su inestimable y desinteresada colaboración, sin la cual  la publicación de este artículo no habría sido posible.


Abella Creus, Joan (2012). Ranciéita, Bustamita, Cummingtonita i Neotocita, noves troballes a la mina La Serrana, El Molar, Priorat. Mineralogistes de Catalunya. 2012/2 Vol. XI nº 1; 17-19. Barcelona.

Abella Creus, Joan (2012). Ranciéita, Bustamita, Cummingtonita y Neotocita, nuevos hallazgos en la mina La Serrana, El Molar, Tarragona. Revista de Minerales. 2012/2 Vol. V  nº 1; 17-19. Barcelona.

Abella Creus, Joan (2012). New finds in “La Serrana” Mine: Ranciéite, Bustamite, Cummingtonite and Neotocite.  Magazine “Mineral Up” 2012/2 Vol. III nº 1; Barcelona.


sábado, 9 de junio de 2012

NUEVOS MINERALES DE LA “MINA EUREKA”: METAMUNIRITA, SCHRÖCKINGERITA, BOLTWOODITA Y GORDAITA, CASTELL-ESTAÓ, LA TORRE DE CABDELLA, LLEIDA, ESPAÑA



Joan Abella i Creus
Joan Viñals i Olià


Introducción

Desde la publicación en noviembre del año 2009 del artículo “Čejkaita, Arsenuranylita, Compreignacita, Natrozippeita i d’altres minerals rars d’urani en el jaciment "Mina Eureka", Castell-estaó, La Torre de Cabdella, Lleida. Mineralogistes de Catalunya. 2009 Vol. X nº 2; 52-71. Barcelona. Abella Creus, Joan i Viñals Olià, Joan (2009)”,  también publicado en castellano en la Revista de Minerales. 2009 Vol. IV  nº 2; 52-71,  y en inglés en la revista “Mineral Up” 2/2009, hemos continuado estudiando este interesante yacimiento uranífero que es la “Mina Eureka” de Castell-estaó, La Torre de Cabdella en Lleida, lo cual nos ha permitido hallar, identificar y caracterizar algunas especies de gran rareza, tanto por sus particulares condiciones de formación, como por su escasa distribución geográfica. Algunos de estos minerales, como la metamunirita, la schröckingerita, la boltwoodita y la gordaita, se han hallado por primera vez en nuestro país, por todo ello hemos considerado conveniente publicar  este pequeño artículo que viene a complementar al anterior citado. Estos nuevos hallazgos corresponden, a excepción de la volborthita, a minerales de neoformación, originados por exudación en la pared de las galerías de la mina.


BOLTWOODITA KUO2(SiO3OH)·H2O

Aparece  en cristales cuyo tamaño no supera los 0,05mm, idiomorfos de hábito acicular, ligeramente laminar, que se agrupan formando microagregados  homogéneos de estructura radiada, los cuales, individualmente considerados, no suelen superar los 0,11mm de tamaño, habitualmente estrellados, estos a su vez tienden a  agruparse conformando pequeñas drusas que a simple vista o a pocos aumentos parecen costras. Su color es verde blanquecino con ligera tonalidad amarilla, los cristales son translúcidos y  de brillo subvítreo. No presenta fluorescencia al ser expuesta a la radiación ultravioleta, tanto de onda corta como de onda larga.

Boltwoodita. Agregado 0,15mm.
Es un mineral escaso en el yacimiento. Se encuentra asociado a la natrozippeita, la eritrita y la compreignacita. En relación con esta última especie, cabe indicarse que se ha encontrado recientemente bien cristalizada, en cristales idiomorfos, que raramente superan los 0,04mm, de hábito laminar y apariencia hexagonal. Se encuentran algunos aislados y otros cristalizando sobre boltwoodita, de color amarillo limón y ligera tonalidad verde pálida, transparente y de brillo vítreo de tipo nacarado. 


Boltwoodita.


DEVILLINA CaCu4(SO4)2(OH)6·3H2O

Esta especie se encuentra siempre cristalizada. A partir de las imágenes obtenidas a través del microscopio electrónico de barrido, podemos decir que se trata de cristales idiomorfos, de hábito laminar, con dos pinacoides uno muy desarrollado y alargado en sentido del eje c y el otro muy poco desarrollado, sin apreciarse ninguna cara prismática, forman agregados en forma de estrella. Tiene color azul pálido a veces con ciertos matices verdosos y su brillo es vítreo de tipo nacarado. 

Devillina. Agregado 0,25mm.
La paragénesis de la devillina es la gordaita, encontrándose también asociada a natrozippeita, yeso, boldwoodita, aragonito, brochantita, natrouranospinita, lavendulana, eritrita y a la andersonita, esta última de generación claramente posterior. En la arenisca donde ha cristalizado este mineral se puede identificar calcopirita intergranular en diversos estadios de meteorización, siendo esta en parte responsable de la génesis de la devillina.

Devillina.


GORDAITA NaZn4(SO4)(OH)6Cl·6H2O

La gordaita siempre aparece cristalizada, en cristales idiomorfos, cuyo tamaño no supera los 0,25mm, de hábito hexagonal laminar. Gracias a las imágenes que nos ha proporcionado el microscopio electrónico de barrido, hemos podido observar que se trata de cristales compuestos,  algunos de ellos por las formas cristalinas del prisma hexagonal {100} muy poco desarrollado, y el pinacoide básico {001} muy desarrollado,  y otros por las formas cristalinas del romboedro {101} con poco desarrollo, y del pinacoide básico {001} ampliamente desarrollado. No se encuentran cristales aislados, los cristales tienden  a formar agregados triaxiales, destacan por su belleza  los agregados paralelos, que a su vez magnifican el tamaño de los cristales, los cristales de gordaita también suelen agregarse  en  posición divergente formando agregados en rosetas. 

Gordaita. Agregado 0,20mm.
Los cristales suelen ser incoloros y transparentes, pero estamos ante un mineral alocromático y no es extraño que lo hallemos coloreado de rosa, de azul y de amarillo o verde, debido al cobalto, al cobre y al uranio, respectivamente, siempre en  tonalidades pálidas pero homogéneas, muestra un brillo vítreo, en ocasiones de tipo nacarado.

Suele cristalizar siguiendo la dirección de estratificación de la arenisca, por donde percoló la solución mineralizante. La paragénesis de la gordaita es la devillina y también la encontramos asociada a lavendulana, brochantita, malaquita, andersonita, aragonito, y en menor medida a yeso, čejkaita y natrozippeita. Por las condiciones particulares de este yacimiento, resulta muy difícil establecer una secuencia completa de  su mineralización, aunque si podemos aventurarnos con un reducido grupo de especies como es el caso de algunos minerales asociados a la gordaita, en que podemos establecer que este mineral cristalizó con anterioridad al aragonito y este con anterioridad a la andersonita.


Gordaita.

LAVENDULANA NaCaCu5(AsO4)4Cl·5H2O

Es la primera vez que ha sido encontrada en el yacimiento y forma parte también de los minerales de neoformación descubiertos en el interior de las galerías.

Esta especie la podemos encontrar en forma de densos agregados botroidales de cristales submilimétricos. Estos agregados considerados individualmente no superan los 0,02mm de tamaño. Muestra un característico color azul lavanda, aunque en diversos matices, de ligeramente claro a ligeramente oscuro. Su brillo es céreo.

Se la encuentra en paragénesis con la eritrita y asociada a natrozippeita, yeso, boldwoodita, devillina, brochantita, natrouranospinita, calcopirita, covellina y a diversos óxidos de hierro.


Lavendulana. Agregado 0,30mm.

METAMUNIRITA NaV5+O3

Es una especie mineral de las consideradas muy raras, siendo la cuarta cita documentada en el mundo. Es uno de los minerales de nueva formación originados por exudación en la pared de las galerías que hemos identificado en este yacimiento, que se ha desarrollado por precipitación rápida dentro de un intervalo de tiempo geológico extremadamente corto (unos 40 años). Su extrema rareza es debida en parte a su solubilidad en el agua y a su termosensibilidad, un aumento de la temperatura ambiental desestabiliza la metamunirita transformándola en otras especies. Hemos comprobado que en la galería C de esta mina, el mineral se mantiene estable en un rango de temperatura en torno a unos 13º C, y una humedad relativa del 78%, condiciones físico-químicas que consideramos óptimas, de mantenerse invariables,  para su preservación y para que esta rarísima especie mineral pueda nuclear y cristalizar en un futuro.

Metamunirita. Agregado 0,65mm.
En todas las muestras halladas, la metamunirita ha aparecido cristalizada. Los  cristales normalmente subédricos o raramente idiomorfos, muestran dos hábitos diferentes. Un tipo forma cristales de hábito capilar, submilimétricos, que forman agregados afieltrados, y que pueden confundirse con facilidad con el aragonito que suele asociarse con esta especie. El aragonito también forma cristales capilares, submilimétricos,  pero la metamunirita  forma agregados  fibroradiados o en forma de  estrella. Una rápida diferenciación, si se dispone de suficiente muestra, es atacar un fragmento de cristal con ácido clorhídrico (1:5), el aragonito producirá efervescencia, mientras que la metamunirita se volverá de color marrón y se solubilizará sin producir efervescencia. La metamunirita también se encuentra en cristales de hábito prismático tabular, alargados según [001] y que pueden alcanzar 1mm de tamaño. La observación de estos  cristales a menos de 100 aumentos nos induce a considerar que los mismos presentan estrías verticales, pero esta afirmación no es del todo correcta,  ya que gracias a las imágenes SEM se puede concluir que se trata de agregados triaxiales, agregados paralelos que nos han permitido reconocer algunas de las  formas cristalinas de que se componen estos cristales; el pinacoide {010} muy poco desarrollado, el prisma {110} y el pinacoide {100} muy desarrollados y el prisma  {011}. Esta última cara conforma el acabado del cristal, forma que no se había observado en los cristales hallados en los otros yacimientos de Metamunirita, por la tendencia al desarrollo subédrico de sus cristales y por presentar una exfoliación perfecta según {001} al tratarse de una especie muy friable. Estos cristales de hábito prismático tabular también forman agregados divergentes tipo abanico.

Cristal de Metamunirita, arista mayor 100µm.
Suele presentarse incolora aunque es fácil que esté teñida de amarillo, probablemente debido a interposición de minerales de uranio. El brillo que muestra es vítreo de tipo sedoso y los cristales incoloros no llegan a ser transparentes pero sí muy translúcidos, mientras que los teñidos de amarillo son de translúcidos a opacos. Algunos cristales, quizás alterados, son de color blanco y opacos. No presenta fluorescencia al ser expuesta a la radiación ultravioleta, tanto de onda corta como de onda larga.

Como hemos apuntado se asocia al aragonito, también a la eritrita y a la especie que hemos denominado JACME206.


 SCHRÖCKINGERITA NaCa3(UO2)(SO4)(CO3)3F·10H2O

La schröckingerita cristalizó en un estadio tardío, probablemente al disminuir el contenido en UO22+ y  Na+ del agente mineralizante y al  aumentar o enriquecerse en SO42- y Ca2+. Se encuentra cristalizada sobre la andersonita y en ocasiones directamente sobre la arenisca. Es un mineral muy escaso en el yacimiento.

Schröckingerita. Agregado 0,65mm.
Se encuentra en densos agregados anaxiales de aspecto globular, formados por cristales subédricos de hábito laminar, análogos a los que aparecen en Příbram, Bohemia, en la República Checa. También ha sido hallada en agregados menos densos, formados por cristales subédricos de hábito foliáceo seudohexagonal, análogos a los hallados en la mina Isolagrande, Murialto, Liguria en Italia. Los agregados, individualmente considerados, pueden medir hasta 0,45mm. El color es verde blanquecino, su brillo claramente nacarado, su transparencia es inexistente en los agregados densos, siendo translúcidos los cristales que conforman los menos densos. Muestra una intensa fluorescencia de color verde brillante al ser expuesta a la radiación ultravioleta de onda larga y ligeramente más intensa al ser expuesta a la radiación ultravioleta de onda corta, igual que la andersonita, lo que unido a su escasez, convierten a la Schröckingerita en una especie  muy difícil de localizar en el interior de las galerías.

Schröckingerita.


VOLBORTHITA  Cu3V2O7(OH)2·2H2O

Esta especie mineral ya se describió ampliamente en el artículo referido en la introducción, pero en el transcurso del presente estudio se han hallado ejemplares de volborthita bien cristalizada, considerándose oportuno dar a conocer sus características más destacables.

Volborhita. Agregado 0,70mm
Se presenta cristalizada en dos hábitos distintos. Uno es en forma de cristales subédricos complejos, que raramente alcanzan los 0,30mm,  de hábito lenticular que suelen formar agregados radiados que alcanzan 1mm de tamaño, y que pueden llegan a formar densos agregados casi de hábito esférico. El color de estos agregados es marrón verdoso muy oscuro, y opaco. Pero lo más interesante ha sido hallar cristales idiomorfos, que pueden alcanzar los 0,20mm, de hábito seudohexagonal tabular. Se trata de cristales compuestos, formados por el pinacoide {100} muy desarrollado, por el prisma {011} de menor desarrollo y por el pinacoide básico {001} de escaso desarrollo. Estos cristales muestran una clara zonación, distinguiéndose perfectamente dos o tres zonas, dependiendo del cristal, por el color diferencial de cada zona y por su transparencia. Predomina el color marrón oscuro, que es el color de la zona central del cristal, que suele ocupar un 55% del tamaño total. Estas zonas son opacas, mientras que la zona más externa es de color verde oliva con tinte amarillento y transparente. A veces se observa una zona intermedia de color más claro que la exterior pero translúcida. Estos cristales suelen agruparse formando agregados paralelos, y si el hábito tiende de tabular a laminar se agrupan formando agregados en rosetas.

Se asocia a la tyuyamunita, que a veces recubre por completo a la volborthita, también a la malaquita, olivenita y carnotita.


Volborhita.

A los dos minerales que se describen a continuación se les ha asignado un código como nomenclatura. Se trata de una especie cuyo espectro de micro difracción de rayos x, no coincide con ninguna especie o substancia de las incluidas en la base de datos del JCPDS, y un mineral aparentemente cristalizado cuya composición química no coincide con ninguna especie conocida y que ha resultado amorfo en la micro difracción de rayos x.  Aunque no es razón suficiente para aventurar que entre estos minerales se encuentre alguna nueva especie, sí que existe un impedimento que por el momento no nos permite realizar todos los análisis, pruebas y estudios necesarios para la presentación de estos minerales a la Comisión de Nuevos Minerales y Nombres de Mineral de la Asociación Internacional Mineralógica (CNMMN, IMA), dada la escasa cantidad de mineral de que se dispone. Estos minerales son también de neoformación.


JACME206

Cristaliza directamente sobre un filón polimetálico, en cristales idiomorfos, submilimétricos, que no superan los 0,23mm, de hábito prismático aplanado y de  hábito acicular, que se agrupan  en agregados en haces y  en grupos radiales, raramente acabados por ambos extremos, y que podrían pertenecer al sistema rómbico.

El color varía del  amarillo anaranjado a melado. Los cristales de hábito prismático son transparentes, mientras que los de hábito acicular son translúcidos, brillo adamantino, No presenta fluorescencia al ser expuesta a la radiación ultravioleta, tanto de onda corta como de onda larga.

JACME206. Agregado 0,30mm.
Cristaliza en paragénesis con la čejkaita, y asociado a la metamunirita, aragonito y óxidos de hierro. Los análisis realizados con el microscopio electrónico de barrido (SEM/EDS), indicaron que podría tratarse de un vanadato de bismuto con hierro y sodio. No obstante, los cristales aparecen al SEM cuarteados, y los análisis realizados mediante micro difracción de rayos X ponen en evidencia un estado amorfo del material en cuestión. Probablemente se trataría de un vanadato, quizás de bismuto como la pucherita, que ha sido alterado y parcialmente reemplazado por un producto amorfo que contiene hierro y sodio.

JACME206.

 
JACME208

Se trataría de un carbonato o de un óxido de uranio hidratado con calcio, sodio y potasio, tal y como se deduce de los análisis realizados con el microscopio electrónico de barrido (SEM/EDS). 

JACME 208. Agregado 0,55mm.
Se ha encontrado cristalizado directamente sobre la arenisca. Los cristales son idiomorfos, de unos 24 µm, de hábito prismático, aplanado y probablemente pertenecen al sistema rómbico. Se presentan como agregados en forma de haz de unas 36 µm. Son de color amarillo y translúcido, mostrando fluorescencia amarilla tenue al ser expuesta a la radiación ultravioleta de onda corta y ligeramente más intensa al ser expuesta a la radiación ultravioleta de onda larga.

Se asocia a la andersonita y al yeso. También se ha encontrado un mineral de color amarillo recubierto de andersonita que podría tratarse de la misma especie mineral. 

JACME 208.




Abella Creus, Joan i Viñals Olià, Joan (2012). Nous minerals de la mina Eureka: metamunirita, schöckingerita, boltwoodita i gordaita, Castell-estaó, La Torre de Cabdella, Lleida. Mineralogistes de Catalunya. 2012/1 Vol. XI nº 1; 14-18. Barcelona.

Abella Creus, Joan y Viñals Olià, Joan (2012). Nuevos minerales de la mina Eureka: metamunirita, schöckingerita, boltwoodita i gordaita, Castell-estaó, La Torre de Cabdella, Lleida. Revista de Minerales. 2012/1 Vol. V  nº 1; 14-18. Barcelona.
Abella Creus, Joan i Viñals Olià, Joan (2012). New Minerals from the Eureka Mine: Metamunirite, Schröckingerite, Boltwoodite and Gordaite, Castell-estaó, la Torre de Cabdella, Lleida, Catalonia, Spain.  Magazine “Mineral Up” 2012/1 Vol. III nº 1; 14-18. Barcelona.



Joan Abella i Creus
Grup Mineralògic Català

Joan Viñals i Olià
Dep.C. dels Materials i Engenyeria Metal·lúrgica
Facultat de Química, Universitat de Barcelona

Fotos SEM: Joan Viñals
Fotomicrografías: Joan Abella.